martes, 7 de marzo de 2017

La capacidad de producción de GLP de Bolivia está adormecida



Datos de las exportaciones de Gas Licuado de Petróleo (GLP) del país muestran que la gran capacidad que tiene Bolivia para producir el combustible para mercados del exterior se encuentra aletargada.

Información del Instituto Nacional de Estadística procesada por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) da cuenta que el valor de las ventas externas nacionales del hidrocarburo ascendió de $us 283.882 en 2012 a 32,5 millones en 2016, mientras que el volumen se incrementó de 465 toneladas (t) en 2012 a 103.268 t el año pasado.

Sin embargo, la producción de gas licuado del país debía haberse incrementado de forma más significativa desde agosto de 2015, con el inicio de operaciones de la Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco Carlos Villegas, que de acuerdo con el Gobierno es la tercera más grande de su tipo en América Latina.

Gran Chaco, en la que se invirtieron $us 608,9 millones, nació con el objetivo de destinar al mercado externo 656.124 de las 820.155 toneladas que puede producir por año, es decir el 80%, pero el año anterior lo exportado por el país solo llegó a 103.268 t, eso es al 12,6% de la capacidad total instalada de la separadora de líquidos.

Este porcentaje de capacidad instalada ociosa para la fabricación de GLP sería mayor si se tomaran en cuenta los excedentes que deja la Planta de Separación de Líquidos Río Grande, que desde mayo de 2013 alimenta principalmente el mercado interno con una capacidad productiva de 131.765 t al año.

Este medio envío a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Corporación, operadora de la planta, un cuestionario para conocer la situación de la capacidad productiva de Gran Chaco y de Río Grande, pero la petrolera estatal no respondió hasta el cierre de esta edición.

Los datos procesados por el IBCE dan cuenta que en 2016 los mercados para el combustible fueron Paraguay (58,54%) y Perú (41,45%). Expertos observan que la petrolera estatal vende la tonelada métrica de GLP a ambos mercados, principalmente al paraguayo ($us 282), a un precio menor del que se comercializa en el mercado interno para acomodar al menos una parte de la producción de Gran Chaco.

El día de la inauguración de esa planta, el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, afirmó que los ingresos generados por la separadora de líquidos se incrementarán de manera gradual, llegando a $us 1.200 millones en 2020 y 2.200 millones en 2025, según ABI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada