domingo, 19 de marzo de 2017

Drillmec se queja ante la Cancillería

La empresa Drillmec, con capitales privados y estatales acudió al Gobierno de Italia para quejarse de Bolivia por el trato que considera “injusto y descomedido”, como consecuencia del contrato firmado con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para la provisión de tres taladros por 148,8 millones de dólares.

En la carta enviada al canciller, Fernando Huanacuni, la italiana señala que "el Grupo Trevi (Drillmec SPA), en la que el Estado italiano tiene una participación a través del Fondo Strategico Italiano (FSI), ha puesto a consideración del Gobierno italiano la injusticia y trato descomedido que está sufriendo una empresa italiana signataria de un contrato con el Estado boliviano (YPFB) para la provisión de tres taladros de perforación".

El Grupo Trevi señala que tiene conocimiento que la empresa italiana (Drillmec) cumplió a cabalidad con toda la normativa de la licitación por lo que fue beneficiada con la adjudicación y firma de contrato para la provisión de los mencionados equipos.

"Lo que más llama la atención es que después de haberse firmado el contrato entre partes, presentado las millonarias garantías exigidas y emitida la orden de proceder por parte de YPFB, esta empresa proceda a suspender el contrato por el inicio de una auditoría de parte de la Unidad de Transparencia del sector hidrocarburos", señala la misiva a la que accedió ANF.

Drillmec erogó 80 millones de dólares por concepto de las boletas de garantía a favor del Estado boliviano. Sin embargo, como consecuencia del análisis de Transparencia de YPFB que concluyó que la adjudicación fue "incorrecta", la documentación del proceso de contratación fue derivada a la Contraloría General del Estado (CGE) para que determine posibles responsabilidades civiles, penales y/o administrativas.

La suspensión del contrato, después de haberse dado inicio oficial a la ejecución del contrato, según la italiana "está generando daños económicos muy grandes a la empresa Drillmec, a sus proveedores e inversionistas, entre los que se encuentra el FSI del Estado italiano".

"Es por esta razón que mi despacho ve por conveniente recurrir a su autoridad para exponer esta situación en miras de buscar una solución sana y justa para ambas partes que evite recurrir a otra instancia", advierte la firma al Canciller.

OBSERVACIONES AL CONTRATO

El jefe de la Unidad de Transparencia de YPFB, Edmundo Novillo afirmó que luego del análisis jurídico y técnico de las denuncias recibidas el 28 de octubre del año pasado sobre presuntas irregularidades en el proceso de adjudicación de tres perforadoras, se concluyó que la empresa incumplió con varios de los requisitos establecidos en la convocatoria pública, pero de igual manera YPFB eligió a la italiana como proveedora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada