jueves, 2 de marzo de 2017

Embajador Raymundo Santos: Crisis de Brasil achicó el mercado de gas natural


RECESIÓN AFECTA DEMANDA DE VOLÚMENES PACTADOS DE GAS NATURAL CON BRASIL.

El embajador de Brasil en Bolivia, Raymundo Santos Rocha, reveló que la crisis económica en su país achicó el aparato productivo y los niveles de consumo de gas boliviano y terminó arrojando una cifra de desempleo mayor a toda la población boliviana, situación que empezó a revertirse con grandes esfuerzos en políticas financieras y fiscales.

El diplomático hizo varias consideraciones sobre las relaciones bilaterales con Bolivia centradas en la compra y venta de gas natural y las dificultades que atraviesa actualmente por la recesión económica.

RECESIÓN

Según los organismos internacionales, Brasil se encuentra en un escenario recesivo. En 2016 su crecimiento fue negativo en -3,6 por ciento, de acuerdo con cifras de diciembre pasado del Fondo Monetario Internacional (FMI). Esas mismas proyecciones anticiparon un crecimiento de 0.5 y 1.5 por ciento para el vecino país en este año y 2018, respectivamente.

NUEVO CONTRATO

El próximo contrato de compraventa de gas natural con Brasil (GSA) se ajustará el nuevo contexto energético de Brasil, anunció el embajador brasileño acreditado en el país, quien confía, sin embargo, en que su país saldrá de a poco de la crisis económica que le significó reducir los volúmenes de consumo.

CONTRATO VIGENTE

El 10 de febrero pasado, el analista Carlos Miranda, en nota de opinión publicada en un medio de prensa de la capital, Nuestras exportaciones de gas se preguntó: ¿Qué está sucediendo a las postrimerías del mejor contrato de exportación que ha tenido nuestro país?

En respuesta, indicó que las autoridades informan oficialmente que la reducción de volúmenes se debe a que las lluvias han sido tan abundantes en Brasil para generar hidroelectricidad, por lo que no es necesario ya utilizar termoeléctricas a gas.

Además, anotó los volúmenes se pactan en un comité de “nominaciones”, esto es entre comprador y vendedor. Miranda dijo que pareciera que dicho contrato se convirtió en interrumpible, en los hechos.

DEMANDA

Lo que se está hablando, sostuvo el diplomático, es de la disminución de la demanda de gas, la demanda está en general entre 15, 20 y 30 Mmmcd; lo que pasó básicamente es que la economía se redujo y la demanda para hacer funcionar la economía también bajó, pero el acuerdo que tenemos es un acuerdo flexible, ahora está a menos pero puede llegar hasta un volumen más grande y el mecanismo que se usa es que hay un pago mínimo del valor y lo que no se utiliza ahora se utilizará un poco más adelante; es decir, que la flexibilidad da esta posibilidad, que en determinadas situaciones se disminuya pero todo eso se compensa a mediano plazo.

“Esto se disminuye un poco, pero hay también la demanda de Argentina, y hay también la venta a otros mercados, entonces, en general la cosa se equilibra de una manera bastante aceptable”, dijo el embajador.

REENFOQUE

Santos Rocha explicó que en su país “toda la política de gas se está reevaluando; es decir, las maneras cómo se hará la compra está todavía en estudio, pero Petrobras es una empresa importante, si se disminuye la presencia de Petrobras, habrá otros mecanismos que se podrán llevar a la negociación. Y la negociación de este nuevo régimen de acuerdo de gas se va a dar en el contexto primero de esta reorganización del sector de gas en Brasil, pues hay necesidad de que exista gas, a veces se ha hablado de que se puede comprar gas en el mercado spot o gas GNL o importar por los puertos, todo eso está bien, pero los precios y las condiciones de oferta del mercado que no sean en el sistema nuestro son muy irregulares, el precio puede estar mucho más alto, otro día mucho más bajo, y el acuerdo bilateral es previsible; las condiciones de la infraestructura ya están hechas”.

¿UN CONTRATO INTERRUMPIBLE?

Con el contrato que tenemos entre YPFB y Petrobras, las anteriores explicaciones son inaceptables, sostuvo en el artículo de opinión, publicado el 10 de febrero pasado, el analista Carlos Miranda (se refirió al tema de lluvias en Brasil). “En 1990 no hemos suscrito un contrato con fechas y volúmenes de entrega firmes sujetos a la estación lluviosa en Brasil. Además, un contrato firme de gas no admite que exista un comité que nomine diariamente los volúmenes a entregarse. Por lo anterior, se está vulnerando el contrato firme que tenemos, a no ser que sin informar públicamente se lo haya modificado a un contrato de entregas interrumpibles”, advirtió.

INCAHUASI

Además, es totalmente inexplicable que para acomodar los volúmenes que recibe Brasil, que son la mitad de lo indica el contrato, se haya tenido que cerrar la producción del campo Incahuasi. Con la explicación sobre la reducción de la demanda evidentemente nos sobraría gas, pero, como se indicó, esas explicaciones son inaceptables, más bien parecería que no tenemos suficiente gas para cubrir todos los compromisos (mercado interno, exportaciones a Brasil y Argentina) y por eso se está enviando menos gas a Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada